Noticias

Siempre podemos domotizar.

Si existe o no la posibilidad de centralizar el cableado eléctrico, aplicaremos una tecnología u otra. En principio es posible aprovechar las canalizaciones existentes en ambos casos.

También existen tecnologías inalámbricas capaces de gestionar toda la domotica sin tener que cambiar ningún cable de la actual instalación.

Una instalación domótica no implica necesariamente lujo. El precio dependerá del número de elementos a controlar en función del tamaño de la vivienda y las prestaciones que el usuario requiera.

OBRA NUEVA

En una obra nueva, es preferible una instalación centralizada a cuadro y con todos los elementos conectados por bus. Para cada producto domótico, disponemos de una gran variedad de material domótico para implementarlo. Esto nos da la posibilidad de ajustar precios y funciones.

La instalación domótica se implementa en el mismo momento del diseño de la instalación eléctrica. Esto implica beneficios inmediatos, como reducción de costes en el cableado total

REFORMA Y ADAPTACIÓN

Es posible adaptar una casa ya electrificada de manera convencional para convertirla en una vivienda domótica sin tener que realizar obra alguna.

Cuando proyectamos una reforma parcial o integral de una vivienda es el momento de plantear la instalación domótica.

Podemos gestionar toda la domotica de forma inalámbrica sin tener que cambiar ningún cable. También se puede aprovechar la red electrica existente para la comunicación entre los elementos domóticos.

En el caso de poder pasar cable de bus a través de los tubos corrugados existentes, dispondremos de una gama más amplia de productos aplicables.