Noticias

 

La fachada es un conjunto de dos pieles de vidrio, donde la lámina exterior está configurada por grandes lamas verticales móviles que se orientan de forma automática y motorizada mediante un software en función de las condiciones atmosféricas y climáticas cuyas tareas de control y automatización han sido realizadas por SOFCAN Ingenieros.

Las lamas están compuestas por cuatro tipos de vidrio, siendo uno de ellos captador fotovoltaico, que genera la energía suficiente para el funcionamiento de la propia fachada, convirtiéndola en autosuficiente. El resto de los vidrios convierten la luz directa solar en luz difusa aprovechable, permitiendo el máximo de iluminación natural posible en el interior, que combinado con el protocolo Dali  consigue maximizar la eficiencia del alumbrado interior del edificio con el consecuente ahorro energético.

La piel interior está compuesta por un muro cortina en aluminio, con huecos practicables que permiten la ventilación natural, y acristalamiento doble con cámara y tratamiento bajo emisivo, con detección de apertura de ventanas en horario operativo para detener el sistema de climatización y evitar el sobre trabajo del sistema de refrigeración.

Esta doble piel genera una cámara ventilada que contribuye al aislamiento térmico del conjunto del edificio, y permite una galería transitable que garantiza el óptimo mantenimiento de la fachada.

La azotea tiene, por un lado, la parte solar térmica y fotovoltaica, que cuenta con diferentes modelos, y una placa específica para que los alumnos puedan hacer prácticas en ella; además de unas calderas de biomasa; y la parte mini eólica, todo conectado al sistema central de control de producción energética y agua caliente sanitaria.

El nuevo centro además de la fachada destaca por el comportamiento medioambiental de su conjunto, siendo el primer edificio en Canarias que cuenta con una certificación energética del tipo A, diseñado no solo para ahorrar y generar energía, sino que tiene una función didáctica que permite a los alumnos poner en práctica, en el propio centro, los conocimientos adquiridos en el aula. En definitiva, trata de marcar tendencia y transmitir los valores que ejemplifica: sostenibilidad, medio ambiente, integración, accesibilidad, igualdad.

Yeray Santana Ginory, ingeniero de SOFCAN Ingenieros encargado de la redacción del proyecto de Dotación de Servicios de Telecomunicaciones, automatización y Control,  y director de la obra: “Se acepta el reto de realizar un proyecto que integre las diferentes tecnologías existentes en base a las necesidades del modelo de negocio del ICSE, para integrar en una misma plataforma de gestión los servicios de cableado estructurado, circuito cerrado de televisión, megafonía, control de accesos, medición y control de producción energética y de aguas, control de climatización, control de fachada, control de iluminación.”

Cuatro preceptos básicos han sido los que han guiado la toma de decisiones en el proyecto de construcción:

1.                 Representatividad. Que el ICSE deje huella y abra caminos inexplorados en el Archipiélago Canario. No hay ninguna instalación semejante en ninguna de las 7 Islas

2.                  Innovación. Un grado de innovación único que define la arquitectura e ingeniería sostenibles: fachada de doble piel, empleo de materiales nobles de alta calidad, iluminación LED, paneles fotovoltaicos, energía eólica, biomasa, reciclado de aguas…

3.                  Eficiencia. La búsqueda de la máxima eficiencia energética ha sido y sigue siendo una prioridad. Los equipos instalados están en el más alto nivel de respeto medioambiental

4.                  Docencia. ICSE se dedica a la formación desde 1979, por ello todos los elementos se han diseñado y construido con un marcado carácter didáctico. 

 

“En definitiva se ha integrado y relacionado todos los subsistemas en uno solo para que la operación sea integral, garantizando la compatibilidad entre todos ellos, en aras de poner la tecnología al servicio de la eficiencia energética,  y  consiguiendo que  un edificio de estas características se convierte en el icono más representativo de esta ciudad”,  puntualiza Yeray Santana.